Taller de construcción de cometas

kite“Sufría el síndrome de Sthendal, tres o cuatro veces a la semana. Lo que le conmovía no eran ni siquiera obras de arte sino pequeños detalles como un día de sol en invierno, o escuchar su canción favorita en un bar. Coleccionaba esos momentos en un rincón de su memoria para cuando la fealdad de lo cotidiano golpeara su mente. Aquella mañana había decidido ir a dar un paseo matutino por la playa y entonces la vio. Una gran cometa de color verde y rosa bailaba con el viento formando círculos en el aire. Quiso perseguirla, hacerla bailar como su dueño. Pero ése era el problema, que ya tenía dueño. Entonces se giró y vio un cartel en su librería favorita: “Taller de diseño de cometas”. Construiría una con flores y muchos colores y la haría volar, bailando con ella y el viento, dejando que la belleza le inundase.”

 

Rewseña escrita para Le Cool Barcelona en 2010.

 

Advertisements