Dilemas (H)éticos. Entrevista a Delphine Bertholon

DelphineBertholonSi te hablan de Delphine Bertholon, probablemente pongas cara de desconocimiento absoluto, pero esta escritora francesa lleva ya tres novelas y varios guiones de televisión a sus espaldas. Ahora llega a España su tercer manuscrito, “Nunca olvides que te quiero” (Grijalbo, 2010), que narra la historia del secuestro y cautiverio de una niña de once años. Inspirada ligeramente en la dura historia de Natasha Kampush, esta novela es un canto a la libertad y a la imaginación dejando a un lado los tintes dramáticos para mostrarnos (de una manera creativa) la capacidad de ser feliz que todos tenemos: Madison, su protagonista, escribe diariamente en el cuaderno que le regala su captor y que utiliza cómo vía de escape al infierno de su cautiverio…

Hablamos con la autora en la terraza de un céntrico hotel de Barcelona, tomando un café a primera hora de la tarde. Me han comentado que es una chica tímida, y sin duda lo parece, pero se ríe mucho y contesta a todas mis preguntas encantada.

H: En tu última novela hablas de un secuestro. ¿Por quién te dejarías secuestrar y porqué? A: Peter Pan, B: Philip Roth C: George Clooney

Delphine: Estoy entre la opción B y la C, ya que te secuestre George Clooney suena muy tentador, pero Philip Roth es uno de mis escritores favoritos así que tengo que decir la opción B ya que creo que aprendería mucho de él.

H: Lo sentimos, pero te acaba secuestrando Peter Pan. Estás en Nunca Jamás y aparece el Capitán Garfio para hacerte una proposión deshonesta. Te dice que puedes coger la mejor cualidad de un niño entre la inocencia, la ilusión o su capacidad creativa. ¿Qué harías?

D: Elegiría la capacidad creativa.

H: Peter Pan por su parte, te da a escoger entre la juventud eterna y la libertad. ¿Qué elegirías?

D: Elegiría la libertad porque no quiero ser eternamente joven. Creo que la vida no tiene sentido si no existe la muerte y si viviera para siempre ya no tendría sentido hacer las cosas, porque creo que de esta forma no tendría metas en la vida, no habría ilusión, y eso es triste.

H: ¿Qué tres cosas crees que echarías más de menos si te privasen de tu libertad?

D: Si me privasen de mi libertad de un modo físico, echaría de menos mis manos y mi mente para poder escribir, ya que es lo peor que me podrían hacer. Y también echaría de menos los zapatos porque me encantan (risas).

H: Bien, eliges la libertad pero acabas muerta, te reencarnas en una nueva persona, y puedes elegir una nueva identidad. ¿Quién serías en tu otra vida?

D: Esta es una pregunta difícil. Mmmm, elegiría ser Vanessa Paradís, una de las mujeres más envidiadas en Francia, bueno y en el mundo entero (risas). Y no sólo por estar casada por Johnny Depp, es que además es una chica muy maja.

H: Estamos en el año 3016 y las palabras han sido sustituidas por onomatopeyas, pero dejan a los escritores salvar a sus tres palabras favoritas. Cuáles salvarías?

D: Salvaría las tres palabras favoritas de Madison, la protagonista de mi libro. Serían las palabras Amor, Libertad y Escarcha.

H: Seguimos en el mismo año y las novelas no existen, sólo existe el arte conceptual y como escritora lo único que puedes hacer es crear una obra con todos los elementos que quieras menos las palabras, excepto las tres que has elegido. ¿Cómo sería tu obra?

D: Pues utilizaría esas tres palabras y las pondría sobre una fotografía gigante del mar y de fondo se escucharía el sonido de las olas intercalándolo con silencios.

H: En este futuro hipotético las novelas están consideradas como piezas de museo, y te piden que escojas las tres novelas que más te hayan marcado para exponerlas en el Louvre. ¿Cuáles eligirías?

D: American Psycho de Bret Easton Ellis, y 4.48 Psychose de Sarah Kane que es una obra de teatro.

Entrevista realizada para H Magazine.

Advertisements