Mark Kozelek

markkozelekMark Kozelek es uno de esos hombres que parece tener la función multitarea insertada en su organismo. Es músico, ha interpretado pequeños papeles en el cine, ha escrito un libro y además tiene su propio sello discográfico. Polifacético y emprendedor, este hombre parece llevar una vida ascética, más allá de las juergas del backstage y las historias propias de una gira.

Ya sea en solitario, o acompañado de bandas como Red House Painters o Sun Kil Moon, el caso es que este artista lleva muchos años en los escenarios. Ahora sale a la luz su último disco, Admiral Fell Promises que ha grabado junto a Sun Kil Moon. Un álbum, según nos cuenta el propio Kozelek, inspirado en Segovia y en otros guitarristas clásicos. Le gusta tocar con un grupo, pero también cree que hay demasiados líos para quedar, ensayar y otros temas logísticos que implica un tour. “Hay algo más espiritual sobre viajar solo, trabajas mucho más duro, es más gratificante para tu alma,” asegura.

Aunque esté encantado con el misticismo de la carrera en solitario, todavía no tiene planes de sacar un nuevo disco sin el acompañamiento de una banda. Cuando uno viaja siempre se trae de vuelta un montón de anécdotas. Le preguntamos sobre esas historias que sólo ocurren de gira y otra vez nos habla de lo espiritual, explicándonos una experiencia que vivió en un concierto en Oslo; “Había un chico en la primera fila hablando conmigo todo el tiempo, Sólo tenía un ojo, fue casi supernatural, como un sueño.”

La música es el eje central de su vida, pero además de deleitarnos con temas como “Have you forgotten”, “Love at first feel” o “Bubble”, Kozelek ha hecho sus pinitos como actor en Casi Famosos y Vanilla Sky y reconoce que no le importaría tener un papel como villano o como personaje de una película de terror.

Algunos de sus artistas favoritos son Casiotone for the Painfully Alone, Kaki KingMagnetic Fields o Ben Gibbard, todos ellos músicos que se caracterizan por la serenidad de su sonido, cómo él. Hace poco grabó un disco en directo en España, Find me Rubén Olivares, pero no es la primera vez que graba un disco en directo, White christmas live fue grabado en Escandinavia, 7 songs belfast fue grabado en Irlanda y los dos últimos discos antes de Admiral Fell Promises se grabaron en varias ciudades a través de EE.UU. y Europa. Le puso el original nombre de Caldo Verde a su sello discográfico; “Lo llamé como la sopa portuguesa porque me gusta mucho.” Suponemos que esa sopa debe ser riquísima a pesar del nombre tan poco apetecible que tiene y a juzgar por las joyas que podemos encontrar en esta discográfica debe existir tal paralelismo entre la sopa y los discos. Mark es una mente inquieta, que no se conforma sólo con componer canciones sino que también ha escrito su primer libro, Noches de tránsito, originalmente escrito en portugués, traducido al inglés y ahora al castellano.Aunque le guste el mundo literario, de momento no tiene planes de escribir más libros.

Cuando hablamos del álbum del que está más orgulloso de su carrera y del que menos, lo tiene claro. El mejor para él es el último, Admiral Fell Promises y el que menos le gusta es el RHP 3 que se hizo con descartes del disco RHP 2. Y a pesar de que le encante la vida de músico y poder tener su propio horario y levantarse tarde, si no fuese artista sería terapista. “Me encanta conocer gente, hay mucho que aprender de todo el mundo, de cualquiera.” Sobretodo si ese cualquiera se apellida Kozelek. Es usted un gran maestro.

 

Entrevista realizada para H Magazine.

 

Advertisements