Deer Tick

Deer Tick es el nombre de un insecto y también de una banda de Providence que ha sufrido grandes cambios desde su primer disco. John McCauley, su cantante, empezó en solitario y desde entonces la banda no ha parado de crecer. Pasando de ser un dúo a un quinteto, Jhon, Ian, Christopher, Dennis y Rob son los encargados ahora de ponerle sonido a este grupo de rock, folk y blues.

Hablamos con Ian, la incorporación más reciente a la banda y miembro también de Titus Andronicus. “Los cambios fueron básicamente el resultado de no querer ir tanto de gira como John. No es necesariamente un asunto de reemplazos tampoco. La banda ha llegado a ser lo que es ahora de forma natural. Hemos intentado reunir el mayor grupo de idiotas posibles.” Sentido del humor no le falta, por eso no es de extrañar que algunas publicaciones les cataloguen como “freak folk.”

Respecto a las bandas en las que estuvieron todos antes de ser Deer Tick, Ian nos da una larga lista que incluye nombres como Bat Attack, Engine Knock, The Metro Savages, Kadaver, Nothin But Net, A.W.F.U.L., The Indifferent Flaming Skulls, Titus Andronicus, The Casualties, Sector 7-G, El Toro, Splatterbortion, The Jabbering Goonies o Anti Social. Y en cuanto a géneros dice: “Hicimos: Punk Rock, Hip Hop, Rock, Hard Rock, Prog Rock”. Así que tocaron varios tipos de música, incluso el hip hop, si es que es verdad, ya que no tiene nada que ver con la música que hacen ahora.

En cuanto a discos esenciales en la colección de Deer Tick no faltan Longmont Potion Castle 4, la banda sonora de Fly Away Home, y The Band con su disco homónimo. Les han comparado mil veces con Bright Eyes, Modest Mouse o Uncle Tupelo, pero huyen de todos esos comentarios. “La verdad es que no nos parecemos demasiado a esas bandas, así que no estamos muy de acuerdo con esas comparaciones. Tratamos de enseñar nuestras influencias cuando realizamos alguna versión de canciones que nos gustan. Nos gustaría más que nos comparasen con nuestros héroes, pero supongo que eso es pedir demasiado. Nos encantaría que nos comparasen con el espíritu de los Little Rascals o a lo mejor los Goonies.”

Pero sin embargo, y aunque no les gusten las comparaciones con otras bandas, sí que les gustaría tocar con otros grupos, como por ejemplo los Felice brothers. Aparte, John está en una banda con Taylor de Dawes y Matt de Delta Spirit, así que no falta versatilidad musical en la formación.

Les gusta divertirse y eso se nota, y no se cortan un pelo en admitir que consumen todo tipo de estupefacientes. “Tenemos historias extrañas en demasiados conciertos. Casi todas las noches acabamos teniendo problemas debido al abuso de sustancias.” Les preguntamos acerca de los festivales y nos dicen “Disfrutamos de cualquier festival donde haya amigos tocando y en el que nos traten bien. Además, si el clima es bueno, mucho mejor. End of the Road y Lollapalooza nos gustaron mucho.”

Con esas pintas de hipster y siendo americanos es inevitable preguntarles acerca de la influencia de la generación beat y del libro En el camino de Kerouac. “En el camino, es un libro inexacto pero inspirador. Nosotros no estamos siempre en la carretera, aunque pueda parecer así a veces, pero la mayoría del tiempo vemos siempre el mismo lugar y el mismo edificio y sólo visitamos la mitad de la ciudad. Realmente tienes que mantener el espíritu de aventura contigo. La manera en la que hacemos eso es emborrachándonos cada noche y tratando de decir “No” lo menos posible. Nos permitimos involucrarnos en situaciones locas, tratando con los tíos más raros de cada ciudad. Es muy divertido si te lo tomas de esta manera.” Sí, nos hemos dado cuenta de que os gusta pasároslo bien y no desaprovecháis cualquier oportunidad. Pero además de la diversión que comporta una gira, también existe el trabajo de estudio.

Su primer disco fue War Elephant y al segundo lo titularon Born on the day flag, algo que parece muy patriótico. “Me gusta pensar que, personalmente soy patriota en un sentido puro. Me encanta América, pero la verdad es que no es un lugar muy justo.” En cuanto a su último álbum, Black Dirt Sessions, comenta “Es oscuro y un poco extraño. Es rockero pero es un tipo de álbum que nos permitirá continuar con nuestra carrera sin ser predecibles. Nuestros conciertos son los mejores indicadores del tipo de música que tocamos.” Ya están preparando un nuevo álbum, que saldrá en abril del año que viene. Ian bromea con los títulos que van a ponerle a su nuevo disco “Hemos estado pensando títulos antes de tiempo, sólo por divertirnos. Por ejemplo, “America, Now!” (América, ¡Ahora!) y “The Sound We’ve Been Looking For” (El sonido que estábamos buscando). Debe ser un título divertido.” Igual de divertidos que vosotros, claro que sí.

Entrevista realizada para H Magazine.

Advertisements