Tennis

tennisTennis, o como convertirse en la pareja más adorable del planeta.

Tennis es un dúo, una pareja, un chico y una chica enamorados que escriben y componen canciones. Alaina Moore y Patrick Rilley se conocieron en la facultad de filosofía, se enamoraron y se juraron que una vez acabasen la carrera venderían todas sus posesiones y se dedicarían a navegar por la costa estadounidense. Romántico ¿verdad? Pues más romántico aún es que durante su viaje empezaron a componer canciones con la voz de Alaina y la guitarra de Patrick. Su disco de debut, Cape Dory es como un diario de a bordo de su experiencia en aquel barco. “Nunca habíamos estado en Carolina del Sur antes y nos vimos obligados a buscar refugio en el interior del bosque, la canción South Carolina ilustra esa experiencia”.

En un primer momento no quisieron hacer públicas sus canciones, ni tenían pensado vivir de ello, pero sus amigos y familiares les convencieron de que tenían que compartir con el mundo sus creaciones. Al principio y en casa, con un cuatro pistas, un mac, y un micrófono grabaron sus temas, que en el ep demo que sacaron suenan muy lo-fi sin pretenderlo. “Sí, eran temas muy lo-fi porque no teníamos dinero (…) pero a la gente pareció gustarles la calidad de esos temas, así que decidimos lanzarlos”. Con un sonido muy sixties, poco en auge en estos días en los que se lleva tanto el shoegaze, el noise y la música de los 90, Tennis decidieron decantarse por este tipo de sonido. “Simplemente nos parece más atemporal. Nos gustaba la idea de hacer que un álbum sonase como si sólo 3 personas hubiesen participado en él, no queríamos un montón de instrumentos con los que pareciese que hay diez personas en nuestro grupo. Y lo más importante es que queríamos una voz que sonase humana, ya que hoy en día parece que la producción se centra en que las voces suenen por encima de lo humano, sólo queríamos resistirnos a eso.” Y para reforzar ese sonido de los 60 utilizaron amplificadores y mircófonos de esa época adquiridos a través de internet. Gestando el disco durante su viaje y acabando de grabarlo una vez en tierra, el proceso creativo que siguieron fue sencillo. “Yo (Patrick) normalmente me centro en el ritmo y en la estética de la canción mientras que Aliana se centra más en la melodía. Siempre hablamos sobre cuanto de nuestras influencias vamos a poner en cada canción.” Con esto demuestran su compenetración como pareja y su profesionalidad como artistas, demostrando que a veces el trabajo y el placer se pueden mezclar sin que nadie salga herido. “El secreto está en la comunicación” nos comenta Patrick, “El vivir en un barco con un espacio reducido te obliga a hablar sobre todos los problemas”. Y el resultado de toda esta compenetración fue el álbum Cape Dory, en el que su portada kistch nos engaña; “La foto de la portada es irónica. Nuestro álbum es de bajo presupuesto pero con la portada del disco queríamos que pareciese una superproducción, o algo forzado. Básicamente queríamos que pareciese que un productor estaba obligando a Alaina a posar de manera sexy”. Y realmente la portada no es lo que parece, ya que tiene un aire de los 80 que nada tiene que ver con las melodías de Tennis. A pesar de que su aventura en el mar se acabó, la inspiración no se les acaba, ya que están tratando con nuevas canciones ya alejadas del mundo marinero, aunque están deseando volver a echarse a la mar otra vez. “Estamos hechos para vivir en el mar”. ¡Bon voyage y buena suerte!

 

Entrevista realizada para H Magazine.

 

Advertisements