Yuck

Yuck3Yuck es una manera de decir o más bien de expresar que algo te da bastante asco. Y así, con un nombre lleno de hastío, Daniel Blumberg, Max Bloom, Mariko Doi y Jonny Rogoff presentan su proyecto de shoegaze, noise y lo-fi meláncolico. Si no tuviste la suerte de verles en el Primavera Club porque te dio en las narices el cartel de aforo completo, no te preocupes, podrás verlos en todo su esplendor en el próximo Primavera Sound, del que Daniel, el vocalista nos comenta que “tiene un line-up increíble, tenemos muchas ganas de tocar allí.”

Han sido comparados infinitas veces con The Pains of Being Pure at heart, no sólo por tener a una integrante asiática sino por sus reminiscencias noventeras, aunque en realidad los TPOBPAH tienen melodías más vitalistas que los Yuck. Les pregunto si se conocen y si están hartos de las comparaciones “no, no los conocemos, creo que hemos tocado con ellos una vez.” Acerca de las comparaciones no saben, no contestan, el que calla otorga. En el colegio eran unos niños descarados y así han crecido de mayores, echándole morro y gracia a esto de la música con lo que están cosechando éxitos alrededor del mundo. Su estilo recuerda a la música de los 90, como Pavement o Sonic Youth y les pregunto si echan de menos algo de esa época en la que eran tan sólo unos niños “echo de menos mis clases de natación y la leche materna”, responde Daniel. Siempre me ha gustado la gente que sabe utilizar la ironía con gracia. Si te das un paseo por sus letras descubrirás que todas tienen ese punto triste, de hastío y desasosiego y que casi todas hablan de amor y de rupturas como Sunday o Shook down, o del dolor que provoca no poder sacarte de la cabeza un sentimiento como en Get away. O el seguir enamorado de una persona que ya no te quiere, como ocurre en Georgia. Letras dolorosas de las que a Daniel no le gusta hablar “escribo las letras pero soy muy muy malo para hablar de ellas”.

Daniel no sólo se encarga de ser el vocalista, de las letras y de tocar la guitarra sino que amplía su faceta como artista encargándose de todo el artwork del disco, además de haber publicado algunos libros de ilustración. Todos sus dibujos tienen un denominador común y es que los seres que retrata son todos deformes “expresan gritos, creo que expresan lo que no puedo expresar en una canción pop, o con palabras” Al talento que destilan por ellos mismos hay que sumarle las colaboraciones y amistades que tienen. Bandas como Mogwai han hecho un remix de Rubber “fue muy emocionante, somos muy fans de Mogwai y el hecho de que Stuart quisiese hacer un remix de nuestra canción fue bastante surreal. Escucharla por primera vez fue una experiencia muy conmovedora.” Además Mauro, del grupo Porcelain Raft es el responsable de muchos de sus vídeos “le conocimos en un concierto suyo en Londres. Es un compositor increíble y muy inspirador. Creo que tenemos mucho en común en cuanto a la actitud a la hora de crear música y en la creación en general. Él acaba de hacer la gira en Europa con nosotros y en el último concierto que dimos tocamos Rubber juntos.”

Saben retratar con gracia la desazón que vive la juventud de nuestros días, como ya lo hicieron otros grupos de los 90 que retrataron a la generación X.  El mundo puede apestar, pero siempre hay alguien con el que identificarnos y sentirnos comprendidos, como pasa con las canciones de estos cuatro londinenses.

 

Entrevista realizada para H Magazine.

 

Advertisements