Foster the people

Foster the people son cuatro chicos que cualquier persona invitaría a su fiesta de cumpleaños. Estos californianos serían capaces de llenarte la casa de globos y serpentinas y hacer que pareciese que estás celebrando tu décimo aniversario. Porque si algo les caracteriza es que su música está hecha para la celebración y el jolgorio que provoca la efímera felicidad festivalera. Por ese espíritu adolescente y fresco que es capaz de alimentar y adoptar a las masas han tocado en festivales como el Coachella o el SXSW y tocarán en otros como el Lollapalooza, Glastonbury, Paredes de Coura o en el Dcode festival en Madrid, que se celebra los próximos 24 y 25 de junio. Además de una gira por EE.UU. y Europa, que han conseguido con un ep de sólo tres temas llamado como ellos.

Recientemente han lanzado su primer disco, concretamente el 23 de mayo, llamado Torches, pero antes de todo eso ya tenían contratados todos esos conciertos. Ahí es nada. Y es que Foster the people, como las bicicletas, son para el verano y huelen a hype. El tema con el que han irrumpido fuerte en la escena musical se titula Pumped-up kicks, una canción pegadiza en la que hablan de kids (niños), algo que gusta mucho en los últimos años, quizás porque a todos nos complace sentirnos como eternos niños o adolescentes y esta música nos lo recuerda. Comparados con MGMT cuando empezaron, Foster the people, tienen el mismo espíritu juvenil pero un poco menos psidodélico y, de momento, ninguno de sus tres temas huele tanto a hit como Kids, sin embargo, recuerdan en el estilo electro con sintetizadores y teclados, e incluso en la voz de falsete que pone en ocasiones Mark Foster, vocalista del grupo. Por esas reminiscencias electropop y esa voz también recuerdan a grupos como Empire of the Sun o Passion Pit, todos muy apropiados para la época estival.

Música sin grandes pretensiones, con el único objetivo de pasarlo bien, o eso parece. Mark Foster es la voz, los teclados y las guitarras, junto a Mark Pontius a la batería y Cubbie Fink en el bajo y los coros, tres chicos que empezaron tan sólo en el 2009 y que probablemente no se imaginaban todo el éxito que están teniendo. Poco más se sabe de ellos, salvo que Gigamesh, The Knocks o Rac han hecho varios remixes de Pumped­up kicks y de Houdini. Y también que por lo que hemos podido ver en los vídeos de sus actuaciones en directo, cuando estos chicos se suben al escenario no defraudan, lo dan todo y se entregan a un público ávido de temas bailables y enérgicos que les hagan olvidarse de todo lo demás y entregarse al ritmo que marcan Foster the people. Ellos saben lo que hacen, les gusta divertir y que les diviertan y son como el confeti de cualquier fiesta. Foster the people es un nuevo helado que todo el mundo quiere probar, y aunque puede que al año siguiente nos olvidemos de su sabor, paladearemos con gusto cada nota.

 

Artículo escrito para H Magazine.

Advertisements