Elephant

elephantParece ser que el rollo “parejil” se lleva muchísimo en el mundo de la música. Los dúos están de moda y más si hay amor (o sexo) de por medio como ha pasado ya con otras parejas como Tennis, Summer Camp o Nacho Vegas y Christina Rosenvinge a nivel nacional. Aunque suene cursi parece que el amor está de moda, o será que nos gusta el morbo que da saber que hay gente que mezcla el trabajo con el placer. El caso es que una nueva pareja adorable se acerca a las listas de lo que hay que vigilar de cerca en este futuro 2012 en lo que a materia de música se refiere. Se trata de Amalia RivasChristian Pinchbeck, los dos únicos miembros de Elephant. Ella estudiante de periodismo, y él recién licenciado en Diseño gráfico por el Chelsea College of Art and design, forman un combo de lo más cool. Desde Londres y con mucho amor (y desamor) hablamos con la mitad del dúo, Amalia, una especie de Amélie, y no lo decimos sólo por el nombre, ya que esta chica respira dulzura por cada poro de su piel, además de tener una estética muy afrancesada. Ella es la que nos cuenta un poco más sobre esta desconocida banda que ya está dando que hablar en medios como The Guardian, Dazed and confused o la radio de la BBC.

Llamo por teléfono a Amalia, que se encuentra en Londres y lo primero que hago al descolgar el teléfono, además de presentarme, es preguntarle de dónde son y como se conocieron ella y Christian, pregunta obligada y totalmente necesaria para saber sus orígenes. “Yo soy de Pontefact, al norte de Inglaterra y Christian es de Stroud, un pueblecito de Gloucestershire, situado al oeste, pero los dos nos conocimos en Londres. Nos conocimos una noche en un bar, empezamos a hablar y descubrimos que teníamos gustos musicales similares y ahí empezamos a quedar para componer canciones. Yo iba a menudo a casa de Christian con demos y pasábamos noches enteras grabando esas canciones, e incluso grabábamos también pronto por la mañana, con él en la producción y las guitarras y yo al mando de los teclados y la voz, y por supuesto escribiendo las letras.” La banda se formó en mayo de 2010, y decidieron bautizarse como Elephant, un nombre que ya es popular en otras bandas y que fue un poco elegido casi por azar “a Chris le gustan mucho los animales y simplemente un día empezamos a hablar de animales y nos quedamos con ese nombre, así de sencillo”.

Desde entonces han lanzado tres ep’s con Memphis Industries, el primero Ants/Wolf Cry, que sacaron este enero, Allured/Actors que fue lanzado el pasado mes de julio y Assembly que ha visto la luz este reciente mes de noviembre. “hace unos años conocí a una gente de Memphis Industries y bueno, decidí enviarles algunos temas de Elephant. Les gustaron y grabamos los ep’s. Hemos tenido mucha suerte de trabajar con ellos”.

Más allá de lo profesional, su historia se intuye en las portadas de estos discos, ya que Amalia y Christian eran pareja hasta hace bien poco, y en cada portada parece que se van alejando un poco más. Quizás las fotos fueron tomadas con toda la intención de expresar esta distancia, o quizás han sido simplemente el producto de la evolución natural de la pareja como explica Amalia; “el primer ep es bastante sobre mí y Christian, pasamos mucho tiempo juntos y la música es bastante sobre nosotros dos”. Romper con alguien ya es difícil así que imaginamos que trabajar con esa persona después de que todo acabe es todavía más duro; “estábamos enamorados cuando nos conocimos, pero las cosas cambiaron y ahora mantenemos otro tipo de relación. Es diferente porque ya no estamos juntos todo el tiempo y las letras también han cambiado bastante, pero seguimos haciendo la música que nos gusta y eso está bien.”

Sobre el amor, la pasión, las relaciones dolorosas o el desamor que se intuye en algunas de sus letras, Amalia nos cuenta “Creo que soy muy joven y cada vez el amor es diferente, va cambiando según voy creciendo. Para mí, el escribir canciones me ayuda a darme cuenta de cuanto amor tengo en realidad, ya que el amor puede ser algo muy diferente y cambiar muy rápido. Creo que he aprendido con el tiempo. También es un forma de hacer terapia y conocerme a mí misma, y eso es muy positivo”. Acerca de lo que es el amor “de verdad” para ella, nos dice entre risas, “para mí el amor de verdad es el que te hace ser muy feliz y eso se te nota en la cara. También hace que tus amigos te odien porque no puedes borrar esa estúpida sonrisa.”

En sus canciones hay mucha emotividad y sensibilidad, incluso parece que la voz delicada de Amalia se vaya a romper en cualquier momento. Temas como AlluredAssembly hablan de una atracción fatal, de estar totalmente seducido por alguien, de estar eclipsado y de dejar de ser uno, para ser dos. Todo con mucho amor. Y todo con altas dosis de sensualidad. Y es que su música es muy sexy, tanto como refleja el mismo videoclip de Allured en el que Amalia y Christian no dejan de besarse y se pone de manifiesto toda la química que hay entre ellos. “hay algunas canciones que las escribí durante el proceso de ruptura, y echando la vista atrás y viendo esas canciones ahora veo como ha cambiado todo, pero todo está bien ya, no hay ninguna situación dramática entre nosotros”. Incluso parece que la química no se ha apagado del todo, por lo menos en lo que se refiere a la música que crean.

Como ellos mismos describen, su música está hecha para la noche, “lo que queremos que la gente sienta con nuestra música es que están flotando, soñando, que están en otro mundo, que están en el país de los sueños”. Sin duda lo consiguen, ya que sus ritmos, sus beats y la preciosa voz de Amalia se cuelan en tus oídos para transmitirte mensajes oníricos y paz, como si de un orgasmo sonoro se tratase. Por eso quizás les hayan comparado con Beach House o Lykke Li en alguna ocasión “nos gusta mucho el estilo de Beach House, y también Twin Sister o Blonde Redhead, nos sentimos cercanos a ellos. Aunque la verdad es que a mí me gusta bastante el R’n’B y el hip hop, y mucha música de los 80, incluso el funk de los 70. Me encanta Shalamar o George Benson por ejemplo, no sé, tenemos gustos bastante eclécticos. Mucha gente dice que nuestra música se parece más al pop francés, pero yo la veo también próxima al electropop de los 80.”

Sea como sea, su música tiene la capacidad de atraparte desde la primera escucha. Melodías lo­fi, con algo de los 80 gracias a los sintetizadores pero también como bien dice su vocalista, con reminiscencias al pop francés de los 50. Armonías magnéticas que casi pueden llegar a hipnotizar al oyente, con esa clase de misticismo que da la noche y todo lo que en ella ocurre. Por eso y ante tanto poder de atracción, lo mejor que han podido hacer es decidirse a sacar un LP, para que los que ya somos adictos a su música no tengamos que esperar demasiado para recibir nuevas dosis de Elephant.

Con este primer álbum van a dar un paso más en su casi recién estrenada carrera, que de momento está teniendo muy buena acogida. Están trabajando en las nuevas canciones y seguramente veamos su disco de debut a principios del año que viene. “Queremos probar diferentes direcciones, como ya he dicho antes, a mí me encanta el R’n’B, que no tiene nada que ver con todo lo que hemos hecho hasta ahora. Tenemos algunas canciones nuevas, muy diferentes e influenciadas por lo que hemos estado escuchando últimamente. Christian se ha vuelto bastante fan del hip hop y en algunas canciones hemos metido algunas baterías electrónicas y hemos conseguido un boombox para reproducir el bajo y la batería, además, no hay mucha guitarra en estos nuevos temas, no sé como lo haremos para el directo, ya que con estos nuevos elementos la cosa cambia, y la formación se amplía, pero bueno, nos gusta la idea de experimentar un poco y yo creo que va a quedar bien. Va a ser una mezcla entre hip hop y música chill out de los 90.” Christian incluso ha comentado en alguna publicación que le encantaría colaborar con 50 cent, así que podemos deducir hacia qué nuevo camino se van a orientar los ingleses. Esperemos que tanto nuevo cambio sea para bien y que mantengan su esencia de misterio y fragilidad, aún adentrándose en nuevos estilos musicales. De momento, habrá que ver su directo, por ahora sin fechas en España, pero del que ya han podido disfrutar sus compatriotas ingleses, en ciudades como Liverpool, Londres, Brighton o Nottingham dónde han estado teloneando al grupo Casiokids“También estaremos en París dentro de poco, y nos encantaría hacer una gira por Europa, pero estoy en mi último año de universidad y estoy bastante ocupada”.

Veremos si el 2012 nos da la razón y se convierten en uno de los discos del año, para que podamos verlos en algún escenario festivalero veraniego (o no tan veraniego). Un cambio en su música que tendremos que descubrir, pero que ellos esperan que nos guste “queremos hacer música para que la gente baile, para que disfruten, nosotros hemos cambiado y nuestra música un poco también, pero igualmente esperamos que la gente sea feliz con ello y compre nuestro disco”. Por otra parte, por mucho que cambien siempre será un proyecto de los dos, porque fue así como empezaron, y nada mejor que escuchar sus canciones para darse cuenta de la historia que hay detrás de las capas de neblina, las ensoñaciones y las atmósferas ligeras que se respiran en sus temas. Belleza en estado puro. Y amor a raudales.

 

Entrevista realizada para H Magazine.

Advertisements