Grushenka

La historia de Grushenka es hasta romántica, el sueño que cualquier grupo de amigos ha tenido alguna vez. Mientras disfrutaban de una edición más del festival Primavera Sound decidieron que tenían que montar una banda, y desde entonces no han dejado de producir canciones en el sótano de casa de Xavier, su vocalista. Su nombre, el mismo que da título a un libro erótico ruso anónimo del siglo XIX, es también una forma de dar más importancia a la obra que al artista, y además, como dice Erik, bajista y letrista del grupo; “nos gusta mucho el rollo ruso”.

grushenkaCuatro amigos: Xavi de 23 años en la voz y en la guitarra, su hermana Laia de 16 al frente de los sintetizadores, Erik, de 22 años, responsable de las letras, del bajo, y en los inicios, de la producción de sus canciones; y por último Enric de 17 años dándole a la batería. Jóvenes pero sobradamente preparados, algo difícil de ver en España y no precisamente porque el talento escasee. “En Reino Unido la cultura musical es más amplia, ya nacen con Morrissey y con Joy Division y los padres saben tocar la guitarra. Aquí tenemos muy arraigada la cultura de la pachanga, hay una irradiación un poco contaminante de este tipo de música, y allí cualquier chaval joven monta un grupo con sus amigos, como un hobby. La mentalidad española de apostar por grupos jóvenes es distinta. Se están fichando algunos, como Papa Topó que podrán hacer lo que quieran, pero tienen 18 años y han apostado por ellos, y también hay grupos así jóvenes como Boreals, que recientemente han fichado por Irregular, o The Free Fall Band que tienen 18 años. Pero todavía cuesta, si ves los 5 sellos más grandes de la escena independiente tienen los típicos 4 grupos de 30 o 40 años, no se suele apostar por la gente joven y creemos que con 20 años también puedes tocar bien la guitarra y hacer buenas canciones. También entendemos que se apueste por grupos que ya llevan tiempo funcionando, y que tengan miedo de arriesgar, pero da rabia que haya gente que está haciendo cosas interesantes siendo joven y no se les haga ni caso”, noscomentan Erik y Xavi.

Con una amplia cultura musical y con las cosas muy claras respecto a lo que quieren en su música. Primero sacaron unas cuantas canciones y las difundieron a través de internet y las redes sociales, hasta que el sello El Genio Equivocado decidió fichar por ellos y sacar un primer ep de 5 canciones que ha producido Joaquín Pascual. “Le conocíamos de adorarle… de Surfin’ bichosMercromina, de él como solista y de Travolta. Fue una bomba, nos enseñó un montón de cosas para el directo que nos han servido de mucho. Hay un antes y un después de Joaquín Pascual, no hay color. Nos ha transmitido su experiencia, para todo el grupo, y además grabamos un material muy bueno. Sin embargo, aunque el ep está mejor grabado que la maqueta y suene muy bien, digamos que nos gusta más que suene peor, que tenga nuestro sello propio. También son las horas que le dediques, porque para el sonido que queremos no se pueden grabar 5 canciones en una semana, nosotros con las demos estuvimos para cada una un mes. No somos ni los Strokes ni los Artic Monkeys que hacen rock y ya está, muy bien hecho, claro, pero nosotros buscamos una sonoridad especial. Por ejemplo Youth Lagoon, un chico de EEUU tiene un sonido que nos encanta, degradado. Que un disco suene impecable, o súper producido y limpio no es lo que buscamos.” Por eso para su primer disco quieren producirlo en casa, como nos comenta Xavi; “Tenemos que pulir cada canción y queremos hacerlo con calma y intentaremos grabarlo todo en casa, aún tenemos que acabar de hablar cosas con el productor pero queremos hacerlo sin prisa.”

Con influencias como Jesus & Mary Chain, My Bloody Valentine, Los Planetas o Surfin’Bichos, se entiende el tipo de sonoridad sucia y “noisy” que buscan, inspirada en gran parte en la música de los 90. “La música que hacemos sí que tiene que ver con esa época, pero las letras no, no hay ninguna intención de criticar o de decir que estamos hartos… Escribimos sobre el momento en el que estamos y algunas canciones sí reflejan el “y ahora qué viene”, la incertidumbre, como en Mi estrategia vital que fue el single. Pero tampoco las letras son tan deprimentes como escuchar a los Smashing pumpkins.” Como dicen ellos no se trata de innovar, se trata de emocionar, “En Orgullo amordazante, por ejemplo, intentamos emular a Stereolab, nos gustaría sonar como ellos, no es copiar, pero sí ir por ese estilo, conseguir canciones potentes de las que sentirse orgulloso, y si pueden emocionar a la gente mejor.”

Llegar a la gente y si puede ser en el festival donde surgió su sueño, el Primavera Sound, mucho mejor; “Llevamos desde los 17 años yendo cada año y tocar allí sería como autodemostrarnos que hemos hecho bien nuestro trabajo. Si tocáramos allí, se nos encasillaría en una escena que nos gusta, porque el indie en España está dividido, existe un indie más comercial, no es lo mismo La Habitación Roja que Los Planetas.Pero bueno, tampoco sin obsesionarnos con ello, tranquilamente.”

 

Entrevista realizada para H Magazine.

Advertisements