Espectros: Villarroel + Arponera

VILLARROEL

EspectrosSi Valle-Inclán levantara la cabeza seguramente le gustaría Villarroel. Y el disco Espectros también. Cuatro grupos que reflejan mundos esperpénticos, cada uno a su manera, para formar una nueva corriente que críticos y periodistas se han aventurado a llamar “pop espectral”.

Villarroel han contribuido a este recopilatorio con tres canciones: Primavera en Suecia, Pesca de la langosta y Amor en libertad. “Elegimos estas canciones porque eran las más pop que teníamos. Casi todas las canciones que hemos hecho son muy largas, parecen baladas, y de hecho siempre decimos que nos gustaría hacer un disco de baladas para la generación de nuestros padres”, nos comenta Elsa, la vocalista y letrista del grupo.

Junto a Viva Ben-Hur, CapitánArponera, han creado un disco que aunque con estilos diferentes, ha salido redondo, y pone en común los matices oscuros de cada banda. “La verdad es que no sé a qué se debe esta corriente, supongo que en los 90 todo era mucho más feliz, pero no puedes hacer siempre canciones felices. Me imagino que es porque en estos tiempos cada vez hay más soledad, la gente se guarda más cosas para sí misma, y esas cosas se tienen que sacar de alguna manera. También es que todos nos conocemos y al final todo se acaba pegando, vas adoptando cosas que te gustan de un grupo y de otro y puede que seamos diferentes pero tenemos cosas muy similares también.”

villarroelUna de las similitudes podría ser la ironía que todos utilizan, y quizás el dramatismo y la teatralidad “la música siempre tiene algo de teatral, exageras sentimientos de la vida real, inventas escenas… pero aún así nosotros no somos tan teatrales como por ejemplo Capitán que llevan bastante tiempo dentro de la escena y siempre dan espectáculo, o Viva Ben-Hur, que parecen muy naïf pero tienen unas letras retorcidísimas. Nosotros de momento sólo tocamos nuestras canciones intentando hacerlo lo mejor posible.” Así, entre los cuatro encontramos similitudes y diferencias “nos parecemos en que todos tenemos millones de referencias, nos gusta música de todo tipo y no nos cerramos a nada, podemos escuchar hip hop como música africana o rock más clásico y todos tenemos una actitud bastante similar hacia la música. Además de estas similitudes está que Adrián de Capitán es mi hermano, pero eso ya es otra cosa. En cuanto a las diferencias, Capitán tiene un nivel mucho más elevado que el resto, llevan muchos años en esto y se nota que tienen muchas más tablas. Otra diferencia es que de los cuatro, nuestro grupo es mucho más clásico, menos conceptual que los demás, tampoco buscamos la originalidad, y lo que nos sale es mucho más convencional (dentro de lo que cabe).”

De momento Villarroel sólo cuentan con algunas demos autoeditadas, aunque esto ya les ha servido para tocar en el Primavera Club y hacer unos cuantos conciertos. “Hemos hablado con varios sellos pero todavía no hay nada. La verdad es que nos gustaría grabar con Eloi Caballé de Granit porque aunque hace cosas diferentes a nosotros, nos gusta mucho el sonido que consigue y también queremos explorar nuevos horizontes. De momento y hasta que el primer álbum llegue vamos a ir sacando canciones; va a salir una demo en Revista Plástica y otra en el número uno del fanzine La Mala Hostia de Miguel Rojas que se va a llamar Caramelos Fisherman’s Friend y probablemente salga alguna más.”

Habrá que estar atento, los espectros pasan casi sin darnos cuenta, pero están ahí y lo que nos dejan son canciones maravillosas.

 

ARPONERA

Tres brujas hacen dulces pasteles de chocolate envenenados que no se comen, sino que se oyen. Estas brujas se llaman Arponera y son Fani, Sara y Elena. Tres chicas que se conocieron cuando tocaban en la banda Cierzo y que tiempo después se unieron para versionar la canción de Esclarecidos que les da nombre y otras muchas más que han grabado en un primer disco homónimo, producido por Cristian Pallejà de Nisei y Aleix Clavera de Extraperlo.

ArponeraQue no os engañe su género, esto no es una banda de chicas ñoñas o de riott girls, ni siquiera es una banda de mujeres. De hecho sus canciones no son nada cursis, sino que tienen un toque oscuro, “nuestras letras son naïf pero tienen mucha mala leche detrás, no en la forma sino en el contenido, porque no buscamos el adjetivo más rocambolesco para describir algo, sino que son sencillas pero dicen más de lo que parecen.” Esa vena tenebrosa y de paisajes lúgubres se ve también en otras bandas de la escena barcelonesa como Capitán, Villarroel y Viva Ben­Hur que aunque sean muy diferentes entre sí, comparten ese halo de pop espectral y han reunido su creatividad en un disco llamado Espectros. “La idea de grabar Espectros, fue de los sellos Maravillosos RuidosDiscos Walden y la Fonoteca que reunieron esfuerzos para que este recopilatorio saliera. Sergi de Maravillosos Ruidos estaba interesado en hacer algo con nosotras y Manu de Discos Walden fue el que impulsó el realizar el disco con los demás grupos. Todos teníamos en común el no haber grabado ningún disco (teníamos maquetas, discos autoeditados, pero nada con ningún sello) y aunque nuestra música es diferente, todo encaja en el álbum. Todos nos conocemos y somos amigos, pero no nos habíamos planteado hacer nada parecido y ha quedado natural. Puede que todos tengamos esta parte un poco oscura por la situación que estamos viviendo ahora, que en política, economía y demás estamos fatal y dan ganas de decir cosas con ironía y mala leche.”

Una situación en la que el amor al arte está a la orden del día y una escena en la que a pesar de la crisis económica cada vez proliferan más grupos. “Nosotras autoeditamos nuestro disco para que se nos pudiera conocer y poder tener la oportunidad de tocar en sitios cada vez mejores.” Para este recopilatorio han incluido las canciones Hepatitis, Mentiras, Río de Janeiro y El Oso. En esta última dicen la frase “la naturaleza puede más que Dios” frase que se ha convertido en su lema y con la que todas se ríen cuando se les pregunta acerca de ella. “El Oso hace referencia a una leyenda de Prats de Molló en la que se cuenta que cada año bajaba un oso de las montañas y había que entregarle a una mujer para que no se comiera al pueblo entero. Nos gustó la leyenda y además nos gusta mucho todo el rollo pagano, de historias, leyendas y cuentos populares y decidimos adoptarla. Lo de “la naturaleza puede más que Dios” es de cosecha propia y es un poco ir en contra de las creencias estipuladas o los ideales cerrados que todavía existen y decir que en el fondo pueden más las cosas de la propia naturaleza que la religión o las creencias, como en este caso la creencia del pueblo de que el oso se los comería y que por miedo sacrificaban a mujeres inocentes.” Canciones de aquelarres, fantasmales y legendarias que nos traen espectros del más allá para entender lo terrenal, en una escena que cada vez crece más deprisa.

 

Entrevistas realizadas para H Magazine con motivo de la publicación del recopilatorio Espectros.

Advertisements