Summer Camp

Summer Camp no se pusieron ese nombre por casualidad. Su música evoca y reproduce momentos y sentimientos “teen” de campamento de verano y de amor adolescente… Y su directo durante la velada de presentación del SOS 4.8 en Barcelona (Razzmatazz 2) el pasado 8 de marzo no hace más que constatar ese hecho, ya sea haciéndonos revivir momentos cinematográficos ochenteros con los visuales de películas como “Footlose” o “Teen Wolf” o con el espectáculo que la pareja formada por Jeremy Warmsley y Elizabeth Sankey (con permiso del batería) ofrecen.

summercampSi bien no empezaron del todo con buen pie, con una “Better Off Without You” un tanto descafeinada y desafinada, lo arreglaron más tarde cuando cantaron “Losing My Mind“, para la que decidieron bajar del escenario para ofrecernos en acústico uno de los momentos más mágicos de la noche. Moviéndose entre el público, seduciendo a todos y dedicando mohínes a algunos afortunados a los que Elizabeth señalaba. Estábamos en el baile de fin de curso y los reyes de la fiesta eran, sin duda, Summer Camp, quienes después de este momento dulce se dedicaron a su repertorio más discotequero, siguiendo así con la tónica que debe seguir toda Prom Party que se precie, pasando de los bailes lentos y “agarraos” al desenfreno propio de la adolescencia. Así tocaron “Done Forever” y presentaron dos nuevas canciones para seguir con temazos como “Brian Krakow” o “Down“, hasta que un problema técnico hizo que el nerviosismo aflorara en su discurso yJeremy y Elizabeth sacaran esa parte amateur que todavía tienen pero que solventaron cantando y siguiendo con el concierto como si nada hubiera pasado, a pesar del mal trago inicial.

Se les veía con ganas y con actitud y, en ciertos momentos, hasta parecía que interpretasen un papel, llenando su actuación con teatralidad y pose, pasando de ser un simple concierto a convertirse en todo un show. Entretenimiento y sorpresa para que, si no es por su calidad, sean recordados por la diversión que ofrecieron, sobre todo con la última canción que tocaron, “I Want You”: el toque final perfecto para la perfecta noche de fin de curso. Esa que siempre recordarás con una sonrisa aunque pasen los años.

[FOTOS: Gabri Guerrero]

 

Crónica realizada para H Magazine.

Advertisements