Pegasvs (Svper)

El caballo alado de Pegasvs vuela alto. Tanto, que ha hecho que su disco de debut haya sido declarado disco nacional del año en varias publicaciones, y eso sólo después de tres meses de haber empezado este apocalíptico 2012. Pegasvs nos ha regalado 9 canciones llenas de magia, encanto, naturaleza, mitología, melodías oníricas, y sí, algo de kraut hay también, pero no es lo fundamental aquí.

Luciana y Sergio son la pareja tanto en lo profesional como en lo personal, que forman Pegasvs. El que sean pareja fuera de las fronteras de la música se lo ha puesto fácil en cuanto a la logística de la composición del disco, y también en cuanto al proceso creativo “lo que hacemos son sonidos creados en el tiempo por nosotros dos” nos dice Sergio, que ha inventado esa definición para repetirla cada vez que les preguntan acerca de su música. Con esta afirmación es fácil pensar que este proyecto les pertenece a ellos, a su mundo, que podrían ser pequeñas confidencias que han querido regalar a los demás para que cada uno las interprete como quiera.

Antes de Pegasvs empezaron otro proyecto llamado Amore, en el que los únicos miembros eran ellos dos “eso es más anécdota, fue algo que empezó antes de salir juntos. A los dos nos gustaba la música italiana y tocábamos la mandolina y la guitarra haciendo versiones de canciones como Santa Lucía o Azzurro. Siempre tocábamos en cumpleaños, fiestas de amigos… pero nunca grabamos nada en serio. También tuvimos una época con el tango pero de eso sí que no salió nada a la luz”.

Los inicios de Pegasvs se remontan al verano de 2010 en Navia, Asturias “era la primera vez que yo (Luciana) podía disponer de un mes entero de vacaciones y decidimos irnos al pueblo de los padres de Sergio y llevarnos algunos sintetizadores con la intención de tocar y hacer algo durante todo ese tiempo libre que tuvimos. Allí había un bajo que era de Sergio de hacía mucho tiempo, aprovechamos todos esos elementos, la acústica de la casa y creamos la melodía del afilador. Fuimos probando un montón de cosas hasta que llegamos a lo que queríamos, fue todo un camino. Y cuando ya tuvimos creado el sonido, un día paseando por la ría, escuchamos a un afilador y decidimos hacer esa letra. La verdad es que fue muy curioso porque tuvimos mucha respuesta con esta canción, incluso nos escribió un chico que había hecho una tesis sobre los afiladores”.

Asturias les inspiró de tal forma que allí, viendo las estrellas y adivinando constelaciones gracias a la poca o nula contaminación lumínica que se vive en los pueblos, nació el nombre que les define, Pegasvs. Un nombre mitológico, algo que les inspira y les gusta muchísimo, al igual que las fachadas de las iglesias con inscripciones en latín tal y como nos comentan. Y claro está, la naturaleza, muy presente en las letras de su disco “sí, nos gusta la idea romántica de lo sublime. El ser poca cosa y sentir toda la naturaleza que te supera. Por ejemplo, la canción de “Hasta el horizonte” salió de un viaje que hicimos a Argentina (Luciana es de allí) dónde veías una carretera y todo era llanura y era un paisaje increíble. Los paisajes y la idea de avanzar, son cosas que tienen que ver también con el ritmo de nuestras canciones. Pegasvs también evoca la libertad, por aquello del caballo alado, aunque la verdad es que todo esto no lo pensamos cuando creamos el disco, son conclusiones a las que hemos llegado después, al ver el resultado.”

Su disco homónimo nos recuerda al krautrock pero con tintes pop y muchos más elementos que lo hacen inclasificable “hay kraut, pero no es todo lo que nos caracteriza, también hay pop, hay sintetizadores, hay eco, muy pocas notas, muy pocas letras. En realidad hay muy poco de todo porque tampoco queríamos que hubiese mucho cambio.” Sin altibajos pero sin resultar monótono o aburrido, sino todo lo contrario.

Canciones que parecen contar un cuento entre sueños en los que se adivinan tímidamente los susurros de Luciana. Un sonido que han conseguido crear gracias a sintetizadores, samplers, pedales y demás “cacharritos”; “la gente suele pensar que los aparatos que utilizamos son muy caros, pero nada de eso. En realidad son los más baratos, hay gente que toca con guitarras de los 70 o con baterías que son mucho más caras que los sintetizadores que utilizamos. Cualquier grupo español de hace algunos años utilizaba los instrumentos que nosotros utilizamos, son bastante normales dentro de lo que cabe, la única peculiaridad que tienen es que ya no se fabrican. En realidad los sintetizadores y samplers que más nos gustan son muy snob, o son caros, o son difíciles de encontrar. A mí (Luciana) me gustaría probar con el melotrón pero es muy pesado y caro. En los conciertos por ejemplo ya no nos llevamos el magnetófono porque pesa mucho y además es una estructura cerrada, que con un sampler por ejemplo, podemos cambiar. Tampoco llevamos el bajo porque siendo dos es complicado tocar todos los aparatos y además el bajo, no tenemos suficientes manos.”

Canciones que podrían ser sueños cantados, inspiradores y sugerentes, pero que sin embargo no se podrían clasificar en ninguno de los géneros surgidos en los últimos años (dreampop, hipnagogia) “yo (Sergio) lo que creo es que el New Age va a volver, todos estos grupos de “hipnagogia” tienen en su base algo de este género. La gente no se atreve a hablarlo abiertamente, pero ahora que los 90 han vuelto, yo creo que cosas como Enya también lo van a hacer.” Mientras el new age se decide a volver, ellos no pierden el tiempo y aprovechan el momento creativo que están viviendo trabajando en nuevas canciones “nuestro próximo disco igual es negro, para que sea todo lo contrario a éste. La edición en vinilo es muy bonita porque tiene relieve y es totalmente blanca, el caballo es en blanco plástico y el resto en blanco mate, pero casi no hay diferencia, y está diseñado por Elena Gallén. Es tan blanco porque nosotros lo vemos así, muy luminoso. En el próximo disco igual lo cambiamos todo y nos ponemos apocalípticos, utilizando la nota de Satán (tritono), aunque creo que en este ya la utilizamos para “Atlántico”.”

Un primer álbum con el que Pegasvs han tenido el mejor debut que un artista puede tener, con las estrellas y el universo de su parte, hasta el infinito y más allá.

 

Entrevista realizada al grupo antes conocido como Pegasvs y ahora conocido como Svper para H Magazine.

Advertisements