Star Slinger

Si buscas Star Slinger en google no pararán de aparecerte remixes y canciones esparcidas a lo largo y ancho de la red y recopiladas en casi su totalidad en su bandcamp y su soundcloud. El prolífico artista Star Slinger, es el álter ego de Darren Williams, un joven productor y DJ inglés con base en Manchester que se caracteriza por mezclar cosas tan diversas como el shoegaze y el rap, con toques psicodélicos e incluso funkys, haciendo de sus creaciones tal mezcla explosiva que es imposible quedarse quieto ante el torbellino musical que generan sus canciones.

Su nombre podría hacerte pensar que se trata de una especie de dream pop o chill­wave con toques cósmicos, pero ya se sabe que nunca hay que fiarse de las apariencias sino ir un poco más allá, tal y como hace él con toda la música que cae en sus manos. Rey del eclecticismo y el sampleo, primero, y casi como todos los artistas de nuestro tiempo, lanzó un ep autoeditado en 2010 que llamó la atención de toda la crítica especializada. Ese primer EP fue Volume I, un amasijo de canciones que sedujeron a gente como Diplo, quien remezcló su tema Dumbin’. A partir de ahí, como decíamos, todo fueron elogios para Williams, quién no ha dudado en remezclar a artistas que van desde Rihanna, Toro y Moi, Washed Out, Deerhunter, I break horses o Drake entre otros, aplicando a cada tema su “savoir faire” particular.

Un año después de ese Volume I, Star Slinger lanzó otro ep autoeditado llamado Rogue Cho Pa y también un single con la marca de refrescos Mountain Dew. De nuevo la crítica no dudó en deshacerse en elogios con el inglés, recibiendo títulos como “el single de la semana” en BBC radio, o una de las 50 bandas del 2011 en la revista NME’s o “el mejor nuevo artista del año” por The Guardian. Con el hip hop como hilo conductor de toda su obra, parece raro pensar que Darren Williams haya estado en bandas emo en su adolescencia, y raveando con el techno más duro en los clubs ingleses más underground. Su música se sitúa cerca del house y la IDM más luminosa y no duda en trabajar con MC’s y remezclar y samplear canciones indies.

Una de las grandes influencias que siempre menciona es el rapero J Dilla que utiliza una técnica en la producción que viene de la música dance, aunque él piensa que su música no es para bailar y olvidar sino para liberarse pero a la vez situarse cerca de cada persona, intenta ser una música que llegue a la gente sin ser superficial. Ha sido comparado con The Avalanches y Gold Panda, de quién ha realizado un remix de su canción Marriage y del que declara ser un gran fan y con el que además comparte manager. Uno de sus proyectos, además de Star Slinger, es la colaboración con el MC canadiense Emay y el grupo de chillwave Blackbird Blackbird, con los que ha creado el single Breaking bajo el nombre de Seeing Suge. Otra destacada colaboración es el ep llamado Teams vs. Star Slinger que sacó en 2010 con Mexican Summer junto al productor americano de ambient Teams, 6 canciones llenas de soul, samplers de R&B y bootlegs. Sin embargo, una de sus colaboraciones más celebradas es la que ha realizado junto a Lil’B y Stunnaman con la canción Bad Bitches. Star Slinger sabe rodearse de buenos amigos y crear todo un universo propio a partir de las creaciones de otros, y no se corta en utilizar todas las referencias que están a su alcance. Así lo ha ido demostrando a lo largo de su carrera y más recientemente con el club Jet Jam, una serie de fiestas internacionales que empezaron su andadura en Ljubljana a principios de este año y que combinan el eclecticismo de Williams con los visuales de las artistas Anže Sekelj & Michaela Selmani.

Culo de mal asiento, Star Slinger, volvió a sacar un nuevo ep autoeditado el año pasado llamado Bedroom Joints, dejando muy claro con el título que su música se crea en la intimidad de su habitación, aunque esta invite a salir a la calle y llenarse de buenas vibraciones con aires lisérgicos. Ya ha pasado por festivales como el SXSW y será parte del cartel Roots Picnic, festival que organizan desde hace cinco años el grupo The Roots, además de formar parte del cartel de día del próximo Sónar festival en junio. Además, ha realizado una gira por toda Europa, Estados Unidos, Canadá y más recientemente Asia, con lo que su fama ya es internacional. Y aunque pueda parecer que este hombre es un fiestero de cuidado, él se esfuerza por dejar claro que toda esa cultura de club de fin de semana no le gusta nada, y que él prefiere ir a conciertos entre semana y disfrutar de sus artistas favoritos en un ambiente diferente.

Así es Star Slinger, alguien que lejos de englobarse dentro de la escena de la música de baile más superficial reivindica la música electrónica inteligente y con conciencia para hacernos pasar un buen rato con su “corta y pega” y su groove lleno de buenas vibraciones sonoras y luminosas.

 

Artículo escrito para H Magazine.

Advertisements