16 de junio: ¡Piknic y Circus!

pikniccircusLos Jardines de Joan Brossa de Montjuïc son como la Tierra Prometida: sabes que está ahí, aunque puede parecer difícil alcanzarla. Es cuesta arriba. Es domingo. Hace calorcito. Pero, una vez llegas, merece la pena todo el camino recorrido. La tercera edición de Piknic Elctronik, sin embargo, era un poderoso canto de sirena gracias al cartel de artistas del colectivo francés Circus Company y a un very special guest que prometía emociones fuertes.

Comenzó calentando el ambiente Oleg Poliakov, un productor musical que empezó su carrera con artistas de hip hop pero que, poco a poco, se fue adentrando en la electrónica, mezclando estilos musicales tan diversos como el house y el techno. Le siguió Seuil con sus ritmos llenos de color y mestizaje. Y, un poco más tarde, Aquarius Heaven recordó a los clásicos MCs de hip hop, con una voz algo ronca pero potente, haciendo gala de su pasado como ex cantante de reggae dancehall y hip hop. ¿Demasiado para los más débiles? Sea como sea, hay que reconocer que a Brian Brewster ni el calor le asusta para darlo todo.

El hambre empezaba a asomar y las mesas de la zona de comida se iban llenando de familias y grupos de amigos. Crepes, pizzas, hot dogs, hamburguesas… ¿Lo que nos trajo hasta aquí fue el canto de sirena o el olorcito de la buena comida? Para acompañarlo, una Estrella bien fresquita, un Spritz de Aperol o una buena Moho: tres bebidas que casan a la perfección con el calorcito veraniego. A las tres de la tarde arrancaba también la actividad infantil de SuperMum&Dad, quienes ayudaron a los pequeños superheróes a derrotar al malvado Doctor Excusas gracias a un circuito de pruebas y puzzles muy pero que muy divertido. Y, como cada fin de semana, los niños pudieron disfrutar de los castillos hinchables y la zona de juegos, para no permitir que el aburrimiento hiciera acto de presencia en ningún momento.

A las cuatro de la tarde, tocaba volver a ponerse a pie de escenario: Dave Aju, de San Francisco, trajo hasta Barcelona una mezcla explosiva de jazz, hip hop y ritmos cálidos de la costa oeste, combinados con algunos hits de ayer, hoy y siempre como el mítico “I Feel Love” de Donna Summer (que, por cierto, fue producido en su día por el gran Giorgio Moroder, responsable de la producción del último disco de Daft Punk). Nôze y la Bling Boom Band pusieron el punto orgánico a una jornada llena de electrónica gracias a su propuesta basada en guitarra, batería y teclados: traían muchas ganas de poner el escenario patas arriba.

En ese momento, el número de asistentes era ya considerable, con gente de lo más variopinta, desde familias hasta personajes que habían llegado con ganas de más después de un intenso fin de semana de Sónar. Todo listo para que, a las seis de la tarde, Guillaume & The Coutu Dumonts lo dieran todo y más con sus ritmos house y mucho groovin’. Un poco más tarde, dOP nos hicieron bailar a base de bien, mientras que Sety fue la antesala al very special guest… Se trataba de Seth Troxler, encargado de cerrar la última jornada del Sónar y también de poner el broche final a un fin de semana lleno de electrónica, sol y buenos amigos.

Y, pese a la intensidad de lo vivido, pese a la gran cantidad de actuaciones del pasado domingo, lo que está por venir pinta más intenso todavía… El próximo domingo 23 de junio, Piknic Electronik celebrará San Juan por todo lo alto con una programación muy calenturienta basada en artistas de nuestro país. ¿Escucharemos los cantos de sirena con tanto petardo? ¡Está claro que sí!

 

Crónica escrita para el blog del Piknic Electrònic

Advertisements